TILDES POR EUROS

Posted on January 31, 2011

2


Hace algún tiempo, tuve que escribir un discurso para un presidente de una multinacional española. Se trataba de hablar de la importancia del castellano en el mundo. En plena crisis financiera, se me ocurrió plantear un análisis de nuestra lengua como negocio o vía de creación de negocio para los países hispanohablantes. Recuerdo haber leído varios estudios sobre el valor del castellano (en euros) para prepararlo.

El castellano se juega mucho en lugares como Estados Unidos. Su crecimiento –que acelera de forma exponencial, tanto en hablantes como en estudiantes- abre una magnífica oportunidad para nuestra economía en aquel país y, por ende, en la mayoría de los mercados mundiales.

Mirado desde este punto de vista, cualquier decisión de la Real Academia que tienda a hacer del castellano una lengua “más fácil” debe ser aplaudida. Si lo que se busca con los recientes cambios en la ortografía es hacerlo más asequible, más sencillo de aprender y de utilizar, vaya mi más sincero aplauso. Si fuésemos capaces de vender a euro la tilde, sería el negocio del siglo.

El castellano es hoy en día uno de nuestros principales activos. Quien no sepa verlo, peor para él o ella. Intentar enclaustrarlo, cerrarlo al mestizaje por su contacto con el inglés o a la evolución de la forma de hablar y escribir de los más jóvenes –el “idioma” de los sms, de los chats, etc.- no sólo es imposible y absurdo, sino además, antieconómico.

Si yo fuese presidente –como decía Fernando G. Tola- la Real Academia y el Instituto Cervantes dependerían del Ministerio de Economía. En España estamos acostumbrados a vivir cerrados al exterior, pero que a nadie se le olvide que nuestra lengua llegó a su esplendor cuando salió de la península y se mezcló.

No debería darnos miedo cambiar unas cuantas normas ortográficas si eso facilita el acceso al castellano a más gente y el acceso de las empresas españolas a más mercados.

Posted in: Uncategorized