MÁS GUAPO QUE NUNCA

Posted on September 23, 2011

0


Hoy he notado que la gente me miraba mucho. Al principio, he pensado que estaba incluso más atractivo que otros días, si es que es posible… Pero poco a poco me he dado cuenta de que no, claro, que no era eso.

El caso es que hoy me he puesto unas zapatillas que hacía mucho tiempo que no me ponía. No me acordaba de por qué, así que, me las he plantado. En seguida he recordado por qué las tenía “arrinconadas”. Ahora, coge un avión y vente a Estambul.

Ahí estoy yo, ves? paseando por esa ciudad que es tan azul que parece de acero; que es tan europea y tan asiática que parece el norte de África; que tiene una luz tan especial que parece que la estás soñando. Como tengo una tendencia natural a que me pasen cosas raras, piso una semilla de algo. El caso es que se queda clavada en la suela de la zapatilla en cuestión y cada vez que doy un paso, suena. Clic, clic, clic…

Para evitar que suene, procuro no pisar con el talón –que es donde está ubicada-. Además, me recuerda al viaje a Estambul, que fue especialmente feliz, llenan mi cabeza montones de recuerdos. Cada paso que doy, me viene una imagen al cerebro.

Por qué me mira la gente? Porque parezco un cojo con una pata de palo que suena y con un serio problema de estulticia…

Y yo que creí que era guapo…

Posted in: Uncategorized