APRENDIENDO A SER IMPORTANTE (2): AMBIGÜEDAD

Posted on November 3, 2011

3


No, no. No te hagas líos, que no va de ese tipo de ambigüedad. Pero, si quieres ser importante, más vale que seas ambiguo. Si dices las cosas claras, se te entenderá. Y, si se te entiende, pensarán que no eres importante.

La forma de hacerlo es sencilla. Por ejemplo, supón que te han presentado una web en blanco y la quieres en naranja. Si no eres un tío importante, vas y dices: no me gusta, la quiero en naranja. Pero, si eres un tío importante dices: está muy bien, me gusta mucho; lástima que no sea naranja. La reacción de todos tus esbirros será comerse el coco:

– entonces, le gusta o la quiere en naranja?
– ha dicho que le gusta claramente
– pero ha dicho que no era naranja
– qué hacemos?

Ves? Ya eres un tío importante. Está chupao. Tiene muchas ventajas. Por ejemplo, cuando te traigan la web en naranja, si es un truño puedes decir: pero por qué la habéis cambiado?, os dije que me gustaba la otra… Sin embargo, si está mejor, sueltas: os dije que quedaría mejor en naranja.

Dar mensajes directos y claros es limitar la capacidad de pensar y decidir de tu equipo. No me dirás que quieres tomar tú las decisiones, no? Porque así no vas a ser un tío importante en la puñetera vida.

Posted in: Uncategorized