CRÓNICAS DE MERCADONA

Posted on November 16, 2011

2


Mercadona es Narnia o la escuela chunga en la que estudiaba el gafotas ese de Harry Potter con el pelirrojo y la niña repelente. Si no, cómo se explica que pasen las cosas que pasan?

Por ejemplo, llegas a pagar y en tu cesta aparecen cosas que tú no has metido, que no recuerdas haber cogido de ningún estante, que no necesitas ni quieres para nada. Y, sin embargo, ahí están. De verdad he cogido yo nueces peladas? Si no me gustan las nueces!

Mercadona te abduce. O sea, llegas al parking y dices: no voy a coger carro, porque total, si sólo voy a comprar cuatro cosas… Y acabas con dos cestas de esas que tienen el asa rota (no es que tú cojas siempre la que tiene el asa rota, es que la tienen todas), una en cada mano como un imbécil (al final las dejas por ahí tiradas y te vas a por las cosas, porque es más operativo). Así que, al pagar, tienes que comprar otra bolsa de esas reutilizables, que ya no caben en casa, porque cada vez que vas te llevas una nueva.

Y luego está el gran misterio de esos productos que compras siempre. Tengo en casa ocho botes de pasta de dientes. Cada vez que voy, es la misma historia: tengo pasta de dientes? Bueno, por si acaso cojo dos. O, ya que estamos con pasta, los macarrones. Llegas y tienes delante spaghetti, tortellini, lazos… de todo. Y piensas, qué era lo que faltaba? Me voy a llevar macarrones que es lo que más comemos. Claro que es lo que más comes, si nunca compras otra cosa! Paquetes y paquetes de macarrones acumulados en un armario.

Y desodorantes? También los compro de dos en dos. Así que, hazte a la idea. Los llevo por todas partes, en el coche, en la bolsa del ordenador, en la del gimnasio…

A cambio están los que siempre se te olvidan. O que no se te olvidan, es que están como en otra dimensión. Yo creo que la isla de Lost está en algún lugar entre los huevos (los de gallina, digo) y las patatas fritas. Entre mis “olvidables” favoritos: la mantequilla y el pan de molde. Desayunar tostadas en casa es una quimera.

Y, como dice Oscar: por qué desaparecen los artículos? Un día compras algo buenísimo y cuando vuelves ya no está. Pero un mes después hay tres palés. Y la vez siguiente no hay.

Mercadona es un mundo irreal en el que puede pasar de todo. Es la versión Tim Burton de el corte inglés. Por eso mola.

PD: si quieres macarrones, desodorantes, pasta de dientes, etc. mándame un mail!

Posted in: Uncategorized