DISCUTIR

Posted on January 13, 2012

4


Tengo la teoría de que la gente que se quiere, en algún momento tiene que discutir. El truco está en hacerlo en el momento correcto.

Por ejemplo, las imbéciles de mis hermanas y el capullo de mi hermano eran insoportables en la adolescencia. Se tiraban los trastos a la cabeza e incluso llegaban a perseguirse cuchillo en mano (y no estoy exagerando).

Yo, sin embargo, en aquella época debía de estar más gilipollas que nunca, porque no recuerdo grandes broncas. Más tarde, empero (otra de esas palabras que me gustan y no sé bien qué significan), tuve la gran movida, que duró años. Porque cuanto más mayor eres, más piensas que tienes razón y más te cuesta dar tu brazo a torcer. O, por lo menos, a mí me pasó.

Luego, de repente, un día eres todavía más mayor y, casi seguro, más gilipollas y ya no crees tener la razón en casi nada y, además, te da igual tenerla.

Conozco hermanos que se han llevado genial toda la vida y a los cincuenta van y discuten y no se vuelven a dirigir la palabra.

Hay días que me da pena haber tenido aquel rebote y haberme perdido cosas y momentos. Otros, como hoy, doy gracias porque aquella bronca me ha hecho poder disfrutar de otras cosas, de otros momentos.

Así que, si quieres a alguien y AUN no habéis discutido, busca un motivo estúpido y ten una buena bronca. Después, comparte el link de este estupendo post y reconcíliate…

Posted in: Uncategorized