EL FRÍO ES RELATIVO

Posted on April 16, 2012

0


Con esto de que últimamente estoy disipado y se me olvida el abrigo y no veo la tele, ni Internet ni nada y no sé qué tiempo va a hacer, me he dado cuenta de que lo del frío es relativo.

El frío es una mandanga que se han inventado las madres para incordiar. Dónde vas tó despechugao con el frío que hace, es una de esas frases que tiene uno grabado en el subconsciente y que brotan en días como hoy, rollo príncipe de las mareas, esa película tan cursi de la que sólo se salvaba nick nolte –que me perdonen todos los gays fanáticos de Barbra Streisand-. Por cierto, el corrector del Word pone en mayúsculas a la Streisand, pero no al nolte… Lo de despechugado es algo que tampoco he entendido nunca. Eso y otra cosa que siempre decía la mamma: dónde vas a sacar tripas a charcos.

El domingo llevé al niño al tenis y me fui en chanclas. Hoy también he ido con chanclas a YPD. La gente me mira raro. A veces, me da igual; otras, sólo por no dar tres cuartos al pregonero (otro clásico de la mamma) me pongo unas zapatillas y ya está. Se lo cuento a una vecina y me dice que qué más me da lo que diga la gente. Y tiene razón, pero claro…

Para mí es peor esa gente que va toda abrigada y se mete en el coche en el garaje para bajarse en otro garaje y no pisar la calle. Joé, para qué quieres el abrigo? Hay quien se lo pone para demostrar que lo tiene. Que belstafferos los hay a puñaos.

El frío es relativo y quien no se lo crea, que se dé una vuelta por Sachsenhausen, que es el único campo de concentración que conozco, pero me sirve de sobra. Esa gente iba en pijama por ahí, a veinte grados bajo cero. También he estado en república dominicana a 15 grados y la gente se moría. Ya digo, es relativo.

A mí hace tiempo que me sobra el abrigo. También me sobran los zapatos. De hecho, mientras escribo este post, he decidido quitarme otra vez las zapatillas y ponerme mis shanclas (como dice Cris Brujita).

Me pregunto cuántas otras cosas me sobran. Me temo que muchas. Será cuestión de irlas descubriendo poco a poco.