TENEMOS UN PROBLEMA (Una novela por entregas del siglo XXI) #15

Posted on May 4, 2012

0


La casa seguía igual de vacía que las dos noches anteriores. La misma cama. El mismo sofá. Dejó en la cocina la bolsa que le habían preparado en el comedor de oficiales.

A ver, Abebe, esta es la cocina, eso es el salón y aquella es mi habitación. Ahí tienes un baño –aunque vete a saber dónde cagarás tú normalmente, murmuró. Vamos a cenar esto y luego tú al sofá y yo a la cama. Y nada de mariconadas, eh?, que tengo la pipa en la mesilla. Era mentira, pero la verdad es que le importaba poco. Ni el negro se enteraba, ni él la iba a utilizar aunque la tuviese a mano. Pero le gustaba oír el sonido de su voz en esa casa, hablando por fin otra vez a otro ser humano.

Que tienes un negro en casa? –la voz de su mujer le perforó el tímpano. Tuvo que retirar el auricular del oído para no quedarse sordo.
Va a ser sólo esta noche, no podía tenerlo más tiempo en el calabozo.
Pero qué hacía en el calabozo?
Es una larga historia.
No será un delincuente?
No, sólo es un pobre hombre –Maraña lo miraba mientras hablaba. Quien hubiera visto su gesto, no lo hubiera reconocido. Él mismo sí se dio cuenta.
Me hago viejo –murmuró. Y últimamente digo demasiado esa frase.
Tenéis comida? Estará muerto de hambre, no?
Ha comido en el calabozo, qué te crees que somos, salvajes?
Sí, un bocadillo de sardinas que le habrá llevado el cura, como si lo viera. –Esa maldita mujer tenía una bola de cristal o qué?
Ha comido suficiente y Marina, la del comedor de oficiales, me ha preparado la cena. Ahora nos la comeremos.
Tienes que encontrar una solución a eso, José Vicente, qué vas a hacer?
No tengo ni la más remota idea… -Maraña se despidió de su mujer, más que nada para cortar el río de consejos y temores que seguía brotando de su boca.