POR QUÉ SOY DEL ATLETI

Posted on May 8, 2012

0


En días como hoy, antes de una “gran cita futbolística” siempre vienen los graciosillos de turno –por lo general vikingos asquerosos o subespecies suyas, tipo periquitos- a decirte que mañana vais a perder, que sois “el pupas” y que tal y que pascual.

No sé qué pasará mañana (es mañana, verdad?). Pero me da igual. No soy del atleti porque gane o porque pierda. No soy del atleti porque juegue bien o mal. No soy del atleti porque haga las mejores campañas de publi. No soy del atleti porque me guste la camiseta. No soy del atleti porque sienta los colores. No soy del atleti porque vaya a neptuno de vez en cuando –de tarde en tarde, debería decir-. No soy del atleti por su palmarés. No soy del atleti por su historia. No soy del atleti por gil ni por cerezo. No soy del atleti porque me haga llorar o reír. No soy del atleti porque me haga sufrir. No soy del atleti por futre, ni por vieri. No soy del atleti por kikogol ni por torres. No soy del atleti por la cantera. Desde luego, no soy del atleti por los fichajes. No soy del atleti por simeone, ni de jugador, ni de entrenador. No soy del atleti por el calderón –aunque me sigue emocionando pasar cerca-. No soy del atleti porque tenga un carné de socio de hace siglos. No soy del atleti por haber tenido que aguantar tanto cachondeo en el colegio. No soy del atleti por inercia. No soy del atleti porque tenga la mejor afición del mundo. No soy del atleti porque me haya dado alguna que otra alegría (como la final de Hamburgo, con Alonso los dos gritando como locos –por cierto, todavía tienes mi camiseta!!-). No soy del atleti por incordiar –aunque es un plus-.

Soy del atleti porque el atleti es como una mujer: imprevisible, incomprensible, inaguantable… pero imposible de dejar de querer. Y a mí, siempre me han gustado las mujeres.