PONERSE EN SU SITIO

Posted on May 14, 2012

4


Uno llega a una edad y se da cuenta de que le han estado engañando toda la vida.

O sea, desde la más tierna infancia, sobre todo a los que hemos ido a colegio de curas y/o monjas y a misa todos los domingos y fiestas de guardar (dónde se guardan las fiestas??? Se puede ir a pillar unas cuantas?) nos han estado vendiendo la burra de que no se puede ser egoísta, que hay que pensar siempre en los demás. Menuda parida.

A ver, qué tiene de malo buscar tu propia felicidad? De hecho, lo malo es no hacerlo! Qué quiere la gente que te quiere? Que seas feliz. Ergo…

Yo voy a luchar por ser feliz. Si por el camino ayudo a alguien, perfecto. Pero esa no va a ser mi prioridad. Ya no.

Dice alguna voz por aquí que tienes que ponerte arriba en el organigrama de tu vida. Y es verdad. Ponemos en la caja superior de ese organigrama cosas de lo más absurdas: el trabajo, la hipoteca, el fútbol… Y otras que parecen menos absurdas, pero también lo son: los hijos, las parejas, los padres, el prójimo (ese cabrón que nos putea la vida)…

En la primera caja del organigrama de tu vida sólo puedes estar tú. Nada ni nadie más.

Ya sé, ya sé. Aquí en un post, queda todo muy bonito y muy sencillo. Pero me dirás que no es fácil. Vamos a hacer una cosa: tú ve haciéndolo (quienes te quieran, se alegrarán; quienes te llamen egoísta, no te quieren) y luego me cuentas si te ha costado mucho.

Pero ponte en tu sitio. No dejes que las excusas te impidan ser feliz.