TENEMOS UN PROBLEMA (Una novela por entregas del siglo XXI) #18

Posted on May 18, 2012

0


Pero mi comandante, qué hace aquí el subsahariano?
Peláez, que hasta mañana soy tu superior.
Sus órdenes, mi comandante –Peláez se cuadró, pero se estaba partiendo de la risa.
Cuántos cubatas te has tomado ya?
Un par de ellos mi comandante. Me pienso tomar uno por cada año de servicio de mi comandante.
Pues te va a faltar noche…

El resto de la fiesta respondió a los tópicos del motivo de la celebración: mucho alcohol, mucha exaltación de la amistad y alguna que otra broma con Abebe, quien se negó a consumir alcohol aunque nadie supo entender por qué.
Manda huevos que se llame Abebe y no beba, joder!!! –no podía ser otro que Peláez, claro.
A pesar de todo, Abebe parecía pasárselo bien. De vez en cuando se reía y llegó incluso a cantar una canción que nadie entendió pero con la que demostró tener una voz envidiable.

A Peláez, como era de prever, se le fue la pinza y terminó gritando vivas al caudillo y a la guardia civil, pero como todos iban bastante borrachos, la cosa no pasó de una reprimenda de Maraña y el coronel, aunque ninguno de los dos parecía muy convencido con sus propias palabras.

Al final, las más favorecidas fueron las chicas de La Garza, el puticlub local en el que acabaron casi todos, porque el coronel, Maraña y Abebe se fueron a sus respectivas casas, a pesar del ofrecimiento de todos los guardias de “pagar esta ronda a los jefes y al subsahariano”.

Antes de apagar la luz, Maraña resopló y se dijo a sí mismo que por lo menos no tendría que mentir a su mujer.