CHOCOLATE

Posted on May 27, 2012

0


Hace casi cinco años q el chocolate y yo somos buenos amigos. Y el chocolate es un excelente amigo. Es dulce, nunca se queja y lo peor que puede hacer es provocarte un dolor de tripa.

Además, el chocolate es algo que jode compartir. O sea, que estás ahí tú tan feliz con el último cuadradito que te queda y si alguien te dice que se lo des, lo mandas a Parla (a la persona en cuestión, no al chocolate, claro).

Yo lo que no comparto bajo ningún concepto son los postres. Y mis postres suelen ser de chocolate. Los que me conocen ya lo saben: si quieres probar mi postre, te invito a uno. Pero el mío me lo como yo.

Es lo peor de tener pareja. Esa frase que hace que te recorra la espina dorsal un escalofrío: pedimos una tarta de tres chocolates para compartir? Pues no, joder. Las raciones están calculadas para uno, no para dos. Es que yo no me como una entera. Pero yo sí!!!!!

El chocolate es lo mejor, por ejemplo, para ver una película. Tú coge la peor película de la historia. La tienes? Sí, en efecto, linterna verde. Pues con una tableta de valor puro con almendras, ya es otro rollo. Ya, hasta mola.

Eso sí. También hay mucha mentira acerca del chocolate. Como eso de que es sustitutivo de… Bueno, ya me entiendes. Qué quieres que te diga, a mí me gusta mucho el chocolate pero veo diferencias notables. El que se inventó eso debía de ser muy torpe en la cama.

En fin, que hace casi cinco años que el chocolate y yo somos buenos amigos. Espero que sigamos siéndolo por lo menos otros cinco.

Posted in: INCLASIFICABLES