WHATIFFERS + WHYNOTTERS

Posted on May 27, 2012

2


Piensa en la peor combinación que existe. Ya lo tienes? Habrás pensado en ron + batido de chocolate (un Lumumba o algo así lo llamaban en los 80 y lo bebían indefectiblemente tipos peinados con raya al lado y pantalón de pinzas), o Daryl Hall + John Oates (ni siquiera sé si se escriben así los nombres de los horteras estos de marras), o incluso Belén Esteban + Telecinco (espero que no se pete el ordenador por escribir esto…). Pues no. La peor combinación existente –sin restarle méritos a las citadas, que son top ten también- es whatiffer + whynotter.

Ya he hablado alguna vez de los whynotters. Obviamente, son los que cuando alguien les propone una idea dicen/piensan why not? Gente peligrosa, en especial para las organizaciones serias y cabales, en las que no hay lugar para las tonterías.

Y los whatiffers? Pues tampoco hay que ser una lumbrera para darse cuenta de que son los que se acercan a los whynotters y les preguntan: what if…? Y después sueltan cualquier proyecto absurdo e irrealizable como cambiar el mundo a base de cambiar la educación.

Es una mezcla explosiva, porque el whatiffer es un descerebrado que piensa. Pero vamos a ver, no te has dado cuenta de que la sociedad actual está preparada para que la gente no tenga que pensar? Cientos de miles de personas diseñando contenidos para internet, la televisión y el cine, deportes por doquier para todo tipo de gustos (incluso tirar piedras en el hielo y barrer delante de ellas… que coj****** de deporte es eso???), centros comerciales más grandes que los pueblos de los que los recorren en chándal y camiseta del Madrid… En fin, una oferta ilimitada para dejar sin argumentos a Punset, ese tío plasta que sale en la tele y cada día se parece más a la abuela Kiri.

Así que llega el mermao del whatiffer y le cuenta su paranoia al whynotter. Que es peor que él. Y, en vez de decirle, tú te has dado un golpe muy fuerte contra una pared, va y le contesta: why not? Y se lía.

Los resultados suelen ser devastadores. Hay ejemplos para todos los gustos. Desde unos tales Jagger + Richards (Jary diría Lennon + Mc Cartney), Hewlett + Packard y, en España –que somos más de andar por casa- Tip y Coll.

A mí un whatiffer vino a contarme hace unos años una idea que me pareció una locura. El colgao en cuestión se llama Franco Soldi. Lo malo es que me dio por contestar why not? Y, como yo, otros tres piraos: Jary, Manu y Oscar. La idea se llama YPD y es como una novia de la adolescencia: no duermes, te arruina, te hace llorar, te hace reír, te hace cabrearte con todo… Te hace estar vivo.

Este año, YPD me ha servido para conocer un poco a mucha gente: a Marta, a Emilio, a Phillipe Rufián, a Matt, a Angela, a Chris, a Ricardo, a Silvia… También he podido retomar el contacto con otros: los tres Cerveras, Chewie, Fa, Riaza, Cáceres, Marta Montero, María García, Bernal, Iker… Estoy seguro de que me dejo a alguien, pero ya sabéis cómo tengo la cabeza.

Y, por supuesto, este año he descubierto a mis dieciséis fantásticos.

Cada fin de semana, cuando me llega un mail de Franco a la bberry, se me encoje el estómago –por no decir otra cosa- y pienso otro whatif no, por favor…