MI GILIAPUESTA

Posted on June 6, 2012

0


Como el límite de mi gilipollismo parece estar más o menos donde se juntan dos líneas paralelas, ahora me ha dado por hacer una giliapuesta conmigo mismo.

Se trata de pasar veinticuatro horas sin ordenador, ni teléfono, ni conexión a internet. Que ya me dirás tú, qué gracia puede tener eso. Como diría la mamma, la tontería es regular (otra de esas frases sin sentido…).

Es una tontuna de pe a pa (va de locuciones absurdas, hoy). En primer lugar, porque no gano nada. Espera, espera. Sí que gano: autoestima, el respeto de los demás… Vamos, que no gano nada, que eso no cuela.

Otra razón de que todo esto no tenga sentido es que es una cosa mía. O sea, que nadie me ha retado, que me he metido yo solito.

Total, que desde las 00.00 de esta noche hasta las siguientes 00.00, voy a estar sin teléfono, sin twitter, sin whatsapp… Voy a estar en el infierno!

Al principio, me las prometía muy felices. Sólo tenía que dejar la bberry y el ordenador en casa. Hasta que una voz maligna y perversa dijo que ni hablar. Que tenía que llevar la bberry en el bolsillo y encendida, para sentir la vibración de cada mensaje, cada llamada perdida, cada whatsapp, cada mención en twitter… Mucho sádico es lo que hay por ahí.

Dicen los más optimistas que aguantaré tres horas. Para que veáis lo que confía la gente en mí.

El caso es que, si no volvéis a saber de mí, no penséis que he muerto; pensad que a lo mejor le he cogido el gustillo a esto de andar desconectado por la vida, como hacían antes los músicos para salir en mtv.

PD: Sólo en venganza por vuestra falta de fe, hoy no hay negro..