NO SOY UN ANGEL

Posted on June 23, 2012

2


Ayer me llamaron ángel (no el nombre propio, sino la criatura celestial), lo cual es a todas luces una exageración. Todo, por ayudar a alguien con algo que para mí era una tontería, pero para esa persona, en ese preciso momento, era un mundo.

Lo que demuestra que estoy lejos de ser un querubín (palabra tan ridícula como su figuración) es que sólo un rato después me acusaron de ser todo lo contrario. La suerte va por barrios, dicen.

Pero a lo que voy no es a si soy lo uno o lo otro (cada cual tendrá su versión de mí), sino al hecho de ayudar a los demás. Nuestro problema es que queremos ayudar en lo grande, en lo importante. Pero, muchas veces, tu importante y mi importante difieren de forma notable.

Así que, tal vez deberíamos invertir un poco más de tiempo en ayudar a los demás en lo que ellos necesitan, no en lo que nosotros queremos.

Que también es verdad que a veces no nos dejamos ayudar. Eso lo sabemos todos. Pero habrá que intentarlo, digo yo.

Si yo fuese un ángel iría por ahí arreglándole la vida a la gente, inyectando dinero en las pymes y haciendo que Torres no la tirara fuera.

Pero no soy un ángel…