MEDIOCRIDAD

Posted on August 8, 2012

1


Amancio Ortega es el tercer hombre más rico del mundo (que se sepa, que otros tendrán y callarán). Su ascenso a tan codiciada (por todos, incluidos quienes lo niegan) posición es sólo la confirmación de la era de la mediocridad.

A finales del siglo XX, se impuso el pelotazo. Gente que ganaba una cantidad ingente de dinero en una única (o unas pocas) operación financiera. Personas que se hicieron millonarias de la noche a la mañana.

Ahora que eso es prácticamente imposible (aunque alguna opción queda por ahí), nos vemos envueltos en la sociedad de la mediocridad. Mediocridad entendida como falta de talento, desprecio por la creación y por la actividad intelectual en general.

Un señor que se dedica, básicamente, a copiar las ideas de los demás, es el tercero más rico del mundo. Por contra, cienes de diseñadores españoles con más talento en la uña del meñique del pie izquierdo que todos los ejecutivos de inditex juntos, malviven como empleados de tercera en tiendas de esa compañía o cierran sus empresas y negocios ahogados por la reducción en los márgenes impuesta por quien se ahorra lo que más vale: la creación.

Es el mundo del borreguismo, del adocenamiento, de la represión sistemática al talento y la innovación, de las series de televisión, de los supermercados de la cultura. De la chapuza, del todo vale, del si es barato qué más da.

Hoy, De La Cierva sería vendedor de coches y Dalí, pintor de brocha gorda. Hoy, Goya tendría suerte de ser sordo y poder vender el cupón y Ortega sería un parado más.

En este mundo gris y chapucero, Pepe Gotera y Otilio serían Ibex-35 y Vázquez, ministro de economía.

Con la música, ganan las discográficas y apple, no los músicos. Con la literaturan ganan las editoriales y amazon, no los escritores. Y así con todo. Hacerse rico a costa de otros en mi pueblo tiene un nombre.

Señores, la creación, la innovación, la creatividad, el talento, las ideas… Todo eso HAY QUE PAGARLO.

A ver si un día hay un creador de verdad entre los más ricos del mundo.