ALBARICOQUES

Posted on September 3, 2012

0


Ayer fui a comprar algo para cenar y, con eso de que era domingo por la tarde, el frutero de el corte inglés se ve que estaba aburrido. Así que me ve mirando los albaricoques y me suelta eso tan típico de lléveselos, que están buenísimos. Yo me quedo mirándolo y le espeto (bonita palabra, que en málaga tiene un sabor diferente) que ahora no es época de albaricoques, no? Él me mira así con cara de gurú y me responde que hoy en día, si quieres albaricoques, los tienes todo el año.

Total, que me dio por llevarme los albaricoques. Y, con eso de que era domingo por la tarde (insisto), se ve que yo también estaba aburrido y me puse a pensar en ellos.

Los albaricoques son una fruta pequeña, modesta, tersa y dulce. Los ves calladitos, tímidos, en su estante (del verbo estar, supongo), al lado de los melocotones –que siempre me han parecido un poco chulitos, un poco prepotentes-. Pero luego, cuando los pruebas, te das cuenta de que están a años luz de cualquier otra fruta. Son cómodos de comer, no hay que pelarlos, huelen de maravilla, tienen un sabor increíble…

Así que, ahí me tienes, un domingo por la tarde, en el sofá del salón, comiendo albaricoques y pensando en las sorpresas que te llevas en la vida. Cómo, de repente, te da por probar algo como si fuera la primera vez, sin prejuicios, sin ideas preconcebidas. Y te das cuenta de que percibimos muchas cosas  no como realmente son, sino como las recordamos o queremos que sean. Que si te asomas por la noche a la ventana y miras la luna y las estrellas, sin esperar encontrarlas de ninguna manera concreta, te sorprenderás.

Los albaricoques, tan chiquilinos (como dicen en mi pueblo), tan dulces, tan aromáticos, tan humildes, me han enseñado una gran lección en la vida. Amanecer cada mañana como si fuera la primera vez que viera el día. Como un perenne turista en una ciudad siempre nueva. Sin perder la capacidad para sorprenderme y encontrar un brote de novedad y felicidad en cada mirada, en cada sabor, en cada perfume, en cada nota de cada canción.

Posted in: INCLASIFICABLES