DONDE ESTA BECKHAM?

Posted on September 8, 2012

0


A ver, que no es que me importe. Que seguro que anda por ahí haciendo cosas admirables. La pregunta no se refiere a eso.

La cuestión es cuál es la diferencia entre una estrella mediática y un verdadero modelo de comportamiento. Una vez me dijo un colaborador del gran Edson Arantes -a.k.a. Pelè. a.k.a. O rei- que era muy pesado (el colaborador, aclaro, para quienes no sepan cómo funcionan las comas y las oraciones de relativo y esas cosas que explicó el profesor mientras ellos jugaban a los asteroides en los recreativos de enfrente del colegio), que Pelè decía que tenía que cuidar muy bien lo que hacía, porque era un ejemplo para millones de niños.

Esa es la clave. Eso es lo que marca la diferencia. Eso es lo que hace que O rei sea un millón de veces mejor que El pelusa. Eso es lo que sitúa a jugadores como Iker Casillas o Iniesta a años luz de las modas pasajeras de los beckhams y los ceerresietes de turno. Una cosa es anunciar gallumbos y otra transmitir valores a la sociedad.

Esto -como casi todo- se puede extrapolar a otros ámbitos profesionales. A quién quieres en tu empresa, en tu equipo? A las grandes estrellas cargadas de títulos o a quienes con su trabajo diario, honesto y humilde, sacan adelante los proyectos?

Y, por supuesto, qué quieres que haga tu empresa? Ganar dinero o hacer una contribución real a la sociedad?

La respuesta de la mayoría será que buscar el equilibrio entre ambas cosas. Pero, dónde está ese punto de equilibrio? Como diría Goyo Panadero (que de esto un poco sabe y, si no te lo crees entra en goyopanadero.com y me lo cuentas), qué hace que Nadal caiga bien a todo el mundo? (La respuesta dejo que la de él, sería feo robársela).

Habrá quien diga que trabajar a todas horas por un beneficio mínimo es de pringaos. Puede que lo sea. Pero, hoy por hoy, yo prefiero ser Carlos Soria (si no sabes quién es, no sabes lo que te estás perdiendo) antes que Jesús Calleja.