EN INTERNET NO SE GANA DINERO

Posted on September 30, 2012

0


Cuando éramos jóvenes, en verano en Arenas de San Pedro, siempre se repetía la misma historia. Llegabas en tu primer día de vacaciones y te encontrabas con los amigos que ya estaban allí.

Y lo que hacías era preguntar. Por orden de importancia, claro: qué chicas había (no sé para qué, si nunca pillabas), hasta cuándo se quedaba cada uno de tus amigos y, por supuesto, qué garito estaba de moda ese año.

Y, salvo los clásicos monopolios (la discoteca, por ser el único sitio abierto a partir de cierta hora; o La Gallega, por su estratégica ubicación justo enfrente de aquella y el considerable diferencial de precios de las copas entre ambos establecimientos), los locales de moda cambiaban radicalmente de un verano al siguiente (o al anterior, según quiera verlo cada uno).

Por qué íbamos un año a un garito y al siguiente a otro? Ni idea. Unas veces cambiábamos un lugar de lo más sofisticado (a ver, sin volvernos locos, que estamos hablando de Arenas), por lo más cutre. Unas temporadas era la música, otras la camarera, otras los precios, otras las patatas fritas… Qué se yo?! El caso es que no había un patrón de comportamiento. Muchos montaron su chiringo pensando que se forrarían y al siguiente agosto estaban poniendo copas en otro local, arruinados.

Por qué cuento este rollo si de lo que voy a hablar es de internet? Pues porque es lo mismo.

Estoy un poco cansado de tipos y tipejos que pululan por ahí intentando hacerse ricos a costa de decirles a personas (físicas y/o jurídicas) que van a hacer que se forren en internet.

A ver, que no lo sabemos. Que no tenemos ni idea de por qué unos proyectos triunfan en internet y otros no. Yo puedo decirte lo que debería funcionar, lo que deberías hacer o dejar de hacer. Pero eso no es ninguna garantía de éxito.

Sólo algo parece ser seguro: la mejor manera de ganar dinero en internet es no querer hacerlo. Es, simplemente, querer ofrecer algo útil a los demás.

O sea, cuidado con los trileros, robaperas, vendeburras que andan por ahí ofertando el negocio del siglo. Sólo lo hacen ellos, a tu costa.

Cuando vayas a elegir un compañero de viaje en el mundo on line, busca prudencia y sensatez. El que te diga que muy probablemente no vas a ganar un duro, es tu hombre.

Créeme. En internet no se gana dinero. Salvo que no quieras…