CARTA DE UN PADRE AL SR. PLAYSTATION

Posted on December 22, 2012

0


Estimado Sr. Playstation,

He visto su nueva campaña de publicidad y, qué quiere que le diga, algunas cosas, como que no me acaban de cuadrar.

Eso sí, lo primero es felicitarle. Todo muy bonito, muy emocional, el viejo truco de usar a los niños, ocupar un territorio… Chapeau!

Pero mire, se lo voy a explicar despacio para que lo entienda: sus juegos son un coñazo. Sí, lo siento, pero es así. O lo son para mí, y bostezo hacia dentro con disimulo cuando juego con mi hijo; o lo son para él y es quien bosteza abiertamente.

Créame, tenemos más de cien juegos y no hay ninguno que nos guste a los dos. Juegos para la Play, quiero decir. Hoy nos hemos pasado media mañana tirados por el suelo jugando con coches. Y también disfrutamos con la oca y los mil kilómetros, que son de toda la vida.

Aun así, he jugado tanto a su consola, que le pongo un plato a Sonic a la hora de la cena, porque es como de la familia. Me sé todos los atajos del Lego Harry Potter, todos los trucos del Lego Starwars, he combatido mil millones de veces en The Force Unleashed, y con los kilómetros que he hecho en el circuito de Radiador Springs podría haber dado la vuelta al mundo varias veces. Sueño con Pikachu y Picolo, me sé los nombres de miles de extrañas criaturas. Sus juegos ocupan más sitio en mi ya de por sí exigua capacidad intelectual, que mi propia vida real.

Me encantaría jugar más con mi hijo. Y me encantaría que los chicos de catorce años que piensan que sus padres viven en la edad de piedra, también jugasen con ellos.

Así que, le estaría eternamente agradecido si asumiese parte de su culpa en esto de que los padres y los hijos no jueguen juntos. Porque recuerde: nuestro mejor juguete también son ellos.

Suyo afectísimo, este que lo es

Un padre