NAVIDADES MONOPARENTALES: COSAS QUE TAL VEZ HAGAN TODOS LOS NINOS

Posted on December 26, 2012

0


He aquí algunas cosas que, tal vez hagan todos los niños, pero tú crees que sólo hace el tuyo.

Mojar pan en el arroz blanco

Entrarle ganas de hacer caca mientras se está lavando los dientes. Y va y se sienta y compagina ambas tareas

Ponerle ketchup a todo (si le dejas, claro)

Preguntar 867 veces cuánto falta? cuando le pones el termómetro (o sea, en cinco minutos)

Ponerse una camiseta para salir de casa y que se le haya quedado pequeña al volver (y los pantalones, y las zapatillas…)

Decir: cómo molaría quedarnos encerrados en la biblioteca…

Ver las películas de Harry Potter sin importar el orden ni las veces que se repiten

Morirse de la risa al tirarse un pedo

Hacerse pis de la risa con un chiste (muy malo)

No cansarse nunca. Literalmente NUNCA

Levantarse por la mañana con lo mismo que se acostó en la cabeza. O sea: papá, mañana jugamos con los coches – papá, saca los coches, buenos días

Comerse las croquetas en horizontal. Es decir, en lugar de ir de punta a punta, morder por el centro

Comer con las manos todo lo que se preste a ello (y algunas cosas que no, también)

Pegar la hebra con cualquiera por la calle, pero morirse de vergüenza cuando le dices tú que hable con alguien

Estar más a gusto en el sofá con los pies hacia arriba y la cabeza colgando (el primer síntoma de que te haces mayor es dejar de ponerte así)

Preguntarte todo interesado: papá, qué son las drogas? Y pasar de ti cuando empiezas a explicárselo

Comer sin orden (por qué no puedo comer doritos después del flan?)

Tener siempre la punta del lápiz gastada, incluso cuando acabas de terminar con el sacapuntas!!!

Utilizar cualquier cosa para lo que no es: quién dice que no se puede tomar la sopa con tenedor?

Escuchar la misma canción sin parar desde Madrid hasta Marbella

Terminar de comer con la servilleta inmaculada, pero el pecho y las mangas llenos de comida

Desordenar por completo una habitación en 3,7 segundos

Convertirte en el padre que siempre juraste que no serías: ese momento atroz en que te descubres diciendo aquello de es que tú te crees que las cosas se hacen solas o qué?, que yo no soy tu mayordomo…

Y muchas más que me callo, porque ya os hacéis a la idea, no? Dios mío, y yo tengo uno. Os compadezco a los que tenéis más.

Eso sí, luego te da una tarjeta de navidad hecha por él (bueno, la ha hecho la profesora; él la ha decorado y ha puesto lo de papá te quiero mucho) y te da igual todo. A que sí?