TRIBULACIONES MONOPARENTALES: DIA DEL PADRE

Posted on March 19, 2013

0


PD: el único ánimo de este post es reírse un poco, porque en esta vida todo es risible, como decía Enrique Jardiel Poncela. Si crees que va a ofender tus creencias, no lo leas, por favor.

Hoy es el día del padre. San José. Que está claro que es la persona idónea para ejemplificar la labor de un padre. O sea, un tipo al que su prometida le dice que la ha dejado embarazada una paloma y dice bueno, va, si sólo ha sido una vez, cómo no te lo voy a perdonar?

Ahí lo tienes. Que en la biblia no lo cuentan, pero que digo yo que creérselo, no se lo creería el hombre. Que estamos hablando de una mujer que el primer milagro que le pide a su hijo no es salvar a un niño al borde de la muerte, es que convierta el agua en vino porque en una boda la peña no está suficientemente mazada… Que eso te da para hacerte una idea, no?

De San José, como de cualquier padre, se habla más bien poco. Pero, con esa información ya nos da para hacernos a la idea de que es un hombre como cualquiera de nosotros. A ver, quién no ha soltado alguna vez aquello de cariño, prepárate que te he preparado una sorpresa: nos vamos a pasar el fin de semana al pueblo de mis padres! Te haces una idea del careto de ella, no? Pero Pepe (digo yo que, a pesar de ser los progenitores de dios, en la intimidad se llamarían Pepe y Mari el uno al otro, como todo hijo de vecino), que estoy a punto de dar a luz… Nada nada, vámonos, que le acabo de pasar la itv al burro.

Hay pocos planes en esta vida que le puedan apetecer menos a una mujer que pasar un fin de semana en el pueblo de tus padres. Salvo que seas Alberto de Mónaco, lo tienes chungo. Pero ea, que no decaiga, que te voy a enseñar dónde jugaba yo de pequeño a lapidar adúlteras (y ya va dejando el mensajito ahí, por si lo pilla).

La pregunta de cualquier mujer en este caso es pero habrás reservado una habitación, no? Estás de coña? Si es temporada baja, estará vacío el hotel (invariablemente, en el pueblo de tus padres sólo hay un hotel, porque es un sitio de mierda. Si fuese un lugar bonito, tendrías casa allí). Y, claro, cuando llegas, por supuesto que el hotel está vacío, más que nada, porque está cerrado. Sólo abre en verano y en las fiestas del dios baco (o el que fuese, porque la virgen de agosto, en ese momento, sólo la celebraban las palomas). Así que acabas durmiendo en el establo de la tía Gabina, que está pallá y ni se acuerda de que tu padre era su sobrino.

No quiero ni imaginar lo que estaría saliendo de la boca de esa mujer. Si es que eres gilipollas, toda la vida igual, ya me lo decía mi madre, que eres un imbécil, que si no llega a ser por… bueno, por lo de la paloma, a buenas horas me caso yo contigo, que estaba el Cebedeo loquito por mis huesos.

Y, para acabar de bordarlo, va y se pone de parto. Que también, parece que lo hacen a mala leche. Siempre montan estos cirios cuando jugamos contra el madrid o cuando has quedado para irte de farra con los colegas. Ahora, que por lo menos, el niño ya va a llevar toda la vida en el carnet de identidad (que sería un papiro de identidad, digo yo) lo de nacido en Belén. Hala, pa que te jodas y no vuelvas a criticar mi pueblo.

Total, que de parto en un establo en tu pueblo. Lo vas a pagar caro durante toda tu vida, chavalín.

Pero espera, que no acaba la cosa ahí. Que todavía le da más motivos. Venga, otro fin de semana romántico en Jerusalén, que es la pascua y hay fiestaca. Imagínate como iría esa gente, que se dejan olvidado al niño. Flipa! A lo macauly culkin o como se escriba. Menuda chapa, que si es que siempre eres igual, que te juntas con tus amigotes y pierdes a tu propio hijo! (esto lo dice a mala hostia, sólo por recordarle el origen de la criatura). El otro a lo pepe isbert, gritando chenchooooo, chenchooooo. Pero a los niños así, de origen divino, es fácil encontrarlos, suelen estar en el templo dando por saco a los sacerdotes.

Esta anécdota me hace sospechar que San José (que llegó a santo directamente, sin pasar por la casilla de salida, eso seguro) en algún momento fue monoparental. Es el típico rollo dónde está el niño? Pero si este fin de semana te tocaba a ti. No, no, que lo habíamos cambiado por aquella vez que operaron de juanetes a tu tío Josué. Que nos ha pasado a todos, esa llamada de último minuto al colegio que si estoy en un atasco, que si ya llego…

Pero eso son especulaciones. Aquí, lo único que está claro es que, con este modelo que tenemos, a los padres nos va a ir de culo toda la puñetera vida…