ELEGIR TU FUTURO PROFESIONAL EN DIEZ CÓMODOS PASOS

Posted on April 12, 2013

6


Como hay gente que me pide consejo sobre su futuro profesional, ahí van unos pensamientos gandalferos:

1.- HAZ LA PREGUNTA ADECUADA

No se trata de cuál es la profesión del futuro, ni de en qué ganarás más dinero, ni siquiera en cuál tienes más enchufes. La pregunta correcta es: qué hago mejor que nadie? Todo el concepto del trabajo, deriva de aquí. Cada uno debe hacer lo que más valor aporte a la comunidad y lo normal es que eso sea lo que mejor se le da. Además, cuando eres bueno en algo, salvo raras excepciones, te diviertes al hacerlo. así, que, dos pájaros de un tiro.

2.- MIRA EL FUTURO INMEDIATO

Tienes un noventa por ciento de probabilidades de que el trabajo que desempeñes dentro de cinco años no se haya inventado. Cuando yo estudié la carrera no existía la comunicación interna y tres años después era a lo que me dedicaba. Internet acaba de nacer. Los tiempos avanzan que es una barbaridad. Ahora no puedes aprender los conocimientos necesarios. Desarrolla habilidades como pensamiento lateral, empatía, comunicación…

3.- EN EL MUNDO DE LOS SUPERESPECIALISTAS…

…Únete a ellos. O sé un humanista. Los conocimientos críticos para las empresas son cada vez más especializados: gente que sólo sabe hacer una cosa, pero nadie la hace igual. También existe la opción de personas polivalentes, capaces de gestionar muchos proyectos y construir de forma transversal. Porque, digan lo que digan, alguien debe ser el encargado del big picture. No significa leerte la Wikipedia, significa leer mucho, estudiar mucho, no dejar nunca de ponerte al día.

4.- POR POCO TIEMPO

Ningún trabajo te durará mucho en el futuro. Tu profesión cambiará tan deprisa, que casi ni te dará tiempo a acostumbrarte. La tecnología se disparará. Imagina cuántas tareas que hoy realizan personas, se delegarán en máquinas. Son muchas. Piensa sólo en lo que podría hacer una thermomix conectada a tu nevera, a tu despensa y a un ordenador, con un robot que coja cada alimento gracias al código de barras… Y no es ciencia ficción. No soy capaz de comprender un burger con personas preparando la comida o sirviéndola, sinceramente.

5.- OCIO Y SALUD

Ya sabes, girls just want to have fun. Todo lo que esté relacionado con el ocio y la salud, sobre todo en el área de estética, tiene pinta de ir a ser la clave. Cada vez aprenderemos más a través de juegos, en lugar de estudiar. Muchas cosas que haces ahora por obligación son susceptibles de ser gamificadas.

6.- TECNOLOGÍA

Te guste o no, tienes muchas probabilidades de terminar delante de un ordenador durante una buena parte de tu tiempo. La cuestión es saber qué forma tendrá ese ordenador. De hecho, olvida el concepto ordenador. El gran hermano está tomando forma de nube. La ley de moore no perdona y pronto un chip será más barato que cualquier otra cosa. Tendrás multitud de accesos para interactuar con lo que para ti será una única máquina ubicua. Aprende a utilizar la tecnología en tu área de interés o estás muerto.

7.- EL RESURGIR DE LOS ARTESANOS

Con tales niveles de sofisticación y especialización, volverá a haber tareas o productos que sólo sepa hacer una persona en el mundo. Recuerda blade runner, aquel tipo que fabrica ojos para los replicantes. No trabajes para una empresa, trabaja para todas las que puedan necesitar lo que tú haces. El número de freelancers será tan elevado que, en la práctica, las empresas como organizaciones no existirán. Un grupo de inversores reclutará a los artesanos necesarios para sacar adelante el proyecto de un visionario, coordinado por un project manager. Tu oficina estará donde tú quieras que esté.

8.- ADIÓS A LA CADENA DE MONTAJE

Se acabó el empleado que se limita a seguir instrucciones, sin utilizar el cerebro para nada. El valor de tu trabajo será el que aporte tu mente. Piensas: yo soy (o quiero ser) cirujano, siempre tendré que operar. Forget about it, my friend. Operarán robots con las instrucciones que tú les des. Los médicos serán investigadores y programadores que digan a las máquinas lo que deben hacer. Pero olvídate de andar por ahí con el fonendoscopio colgado del cuello.

9.- LA REVOLUCIÓN SALARIAL

Un alto porcentaje de tus ingresos procederá de trueques. O eso te parecerá. El ordenador que pague tus facturas será el mismo que cobre las que emitas. Como consecuencia, pensarás que son tus clientes los que te compran los artículos, porque el dinero como lo concebimos desaparecerá. Las máquinas buscarán posibles clientes que fabriquen los productos que tú necesitas. De acuerdo con tus ingresos, los ordenadores calcularán tu nivel de crédito y gestionarán tus pagos. Ni siquiera sabrás que tienes la cuenta en negativo. Hasta que se te agote el crédito, claro. Pero no te preocupes, las máquinas no te dejarán gastarte demasiado. Tu presupuesto estará preasignado: tendrás crédito para unas cosas y no para otras. No más caja única.

10.- IMAGINAINVENTAPIENSASUEÑACREA

Llega la hora de la imaginación. El hombre inventa y la máquina hace. Mira a tu alrededor, piensa qué te gustaría dejar de hacer. Me repatea hacer la cama: diseña un programa informático para que lo haga un robot. Hay mil ideas, mil proyectos, mil posibilidades por ahí. Sólo tienes que pensar (claro, que muchos no son capaces).

Este consejo te doy, porque popeye el marino soy…

Advertisements