DE INNOVACIÓN Y [11] BARRERAS

Posted on September 23, 2014

2


Hay que ver lo que da de sí en ocasiones una miserable ensalada, no? Te sientas a comer y, de repente, te descubres hablando sobre innovación. Frikis que somos, digo yo.

La culpa la tiene Jesús [Frej], por supuesto. No voy a decir que la tengo yo. Pero, sea como fuere, ahí nos tienes a los dos, dale que te pego al coco. Su tesis: la innovación es hacer algo que nadie ha pensado antes. Y el ejemplo, muy claro: el gps se le había ocurrido a mucha gente; otra cosa es que no se hubiese dado con la solución tecnológica.

Al final, de lo hablado con él y con el Capitán Cook [Nacho Villoch, otro referente en la materia. No te pierdas su proyecto La aventura de Diana], como buen consultor, saco conclusiones y las vendo como mías, que es de lo que se trata…

La innovación es encontrar, de forma disruptiva, soluciones nuevas y rentables a problemas antiguos.

Ahí lo tienes, báilalo. Seguro que los dos se mueren por matizarlo, pero como es mi blog, juego con ventaja.

Al margen de lo que sea la innovación o como queramos definirla, lo que a mí personalmente más me preocupa es por qué NO innovamos, cuáles son las barreras. Y aquí van los [11] frutos de mi reflexión.

1.- Barreras mentales: si afrontamos los problemas con la misma mentalidad de siempre, no seremos disruptivos y, por tanto, no seremos innovadores. Podremos ofrecer evoluciones, pero no revoluciones. Esto es especialmente importante en el mundo on-line: subir un pdf a una web para que se lo descarguen los usuarios, no es el concepto. Y el concepto es el concepto.

2.- Barreras económicas: el cortoplacismo nos hace ver en ocasiones el gasto, en lugar de la inversión. Porque, la mayoría de las veces, la innovación de verdad, la fetén, tiene pocos visos de rentabilidad o el modelo de negocio no está claro. Eso hace que los responsables de los dineros [que tienden a la prudencia en la gestión del riesgo, por motivos obvios], no se decidan a dedicar las cantidades necesarias. La falta de financiación, o la financiación inadecuada, es el peor virus para la innovación.

money

3.- Barreras paradigmáticas: ahora que está tan de moda hablar de paradigmas, es complicado explicar cuál es el nuevo paradigma que crea la innovación. En especial, cuando las personas a quienes se les está tratando de hacer ver el cambio que supone, no están en la misma sintonía mental [ver barreras mentales].

listen

4.- Barreras organizativas: en las grandes compañías, sobre todo, existe una tendencia fuerte a esconderse tras el escudo de la organización no está preparada para esto, se nos van a tirar al cuello, la gente no lo va a entender. Te acuerdas cuando decían eso del correo electrónico?

cowar

5.- Barreras generacionales: nunca antes una generación había llegado a ejercer tanta influencia en la sociedad a una edad tan temprana. Hoy, jóvenes de 20 años con millones de suscriptores en YouTube, son capaces de generar más opinión que el New York Times. La tensión entre el status quo y los que quieren una sociedad diferente no había sido tan grande ni siquiera en los momentos de mayor esplendor del movimiento hippy. Porque hoy, los jóvenes [incluso los niños] pueden realmente decir y hacer casi todo. Y decírselo al mismísimo presidente de Estados Unidos.

6.- Barreras de diversidad: en un mundo globalizado, las soluciones tienen que aplicar a todo tipo de edades, culturas, creencias, sexos, formaciones académicas… Sin embargo, seguimos pensando –en la mayoría de los casos- en un target muy similar a nosotros mismos.

futurama

7.- Barreras temporales: dedicamos poco tiempo a pensar, a imaginar, a crear un mundo diferente. Habla con Nacho y que te haga dibujar un extraterrestre…

mib

8.- Barreras de autoconfianza: nos da miedo equivocarnos, que nos señalen con el dedo y nos digan que la hemos cagado. Pero, para innovar, hay que estar dispuesto a meter la pata en cientos de ocasiones, a equivocarnos, a encontrar respuestas muy diferentes a lo que buscábamos. Pero así nacieron muchas de las grandes innovaciones de la historia.

stupid brain

9.- Barreras formativas: no nos educan para ser innovadores. Nuestra curiosidad es asesinada en las aulas. Pero esto lo explica mejor Michio Kaku.

10.- Barreras de inspiración: cuando buscamos soluciones a un problema, solemos fijarnos en situaciones similares. Por ejemplo, para diseñar la mejor experiencia de cliente, analizamos cuál es la mejor experiencia de cliente en otras compañías. No se nos ocurre buscar la inspiración en cómo se organiza un banco de peces, en cómo las nubes aprovechan el viento o en por qué las abejas van a unas flores y no a otras. Y este proceso mental es difícil de romper, porque llevamos toda la vida haciendo lo contrario.

minions

11.- Barreras negativas: como diría Frej, nos centramos en el por qué no, en lugar de buscar el cómo sí. Cada vez que alguien lanza una idea nueva, pensamos en todas las posibilidades de efectos negativos y no en los positivos. Te imaginas qué hubiera sucedido si nuestros antepasados hubiesen renunciado al fuego porque puede quemarte? O a la rueda porque es difícil de frenar y te puede aplastar? O a la electricidad porque puede matarte?

Si quieres innovar, ve a una terraza a comer una ensalada, apaga el móvil y piensa, imagina, crea, disfruta…

success

Posted in: Uncategorized