España, una novia despechada

Posted on November 19, 2014

0


España es una novia despechada que se arroja en brazos de un cantautor de salón que recita poemas de realismo mágico latinoamericano. Se deja cautivar por su aspecto, tan diferente al de sus pretendientes de toda la vida, siempre tan perfectos, tan atildados, atados al status quo con una soga de seda y nudo windsor, pero soga.

Se cree los cantos de sirena, porque es la última opción que le queda, porque es la forma de llevar la contraria a sus padres, tan clásicos, tan aburridos. Pregunta: me llevarás al cine? E interpreta la respuesta de te llevaré a aquel lugar en el que nuestra felicidad sea máxima como un sí, aunque no lo sea ni explique en base a qué sabrán dónde se haya ese punto mágico del universo. Pregunta: me querrás siempre? E interpreta la respuesta de en la medida en que amarte y que me ames satisfaga todas nuestras necesidades como un sí, aunque no lo sea ni explique cuáles son sus deseos.

España se enamora sin sentido, sin razón, sin pensamiento. Sólo por llevar la contraria, sólo por patalear porque el marido prometido por los tunos en la boda de su prima, no llegó o no resultó ser tan bueno como esperaba. Mis novios han sido todos iguales, ahora probaré con algo diferente, se dice.

Pronto, las promesas de vivir del aire, de respirar poesía y de escribir madrigales en el abanico de la vejez se convertirán en neveras vacías, en corazones congelados, en gestos mal disimulados de hastío y desprecio. España se levantará cuarentona y desencantada y lamentará haber tirado por la borda tantos años de miseria sentimental por buscar molestar a sus padres, en lugar de luchar por su felicidad.

Advertisements
Posted in: Uncategorized