PREGUNTAR MAL

Posted on February 15, 2016

0


Digo yo que si nadie acaba de entender bien qué es lo que quiere el pueblo español, a ver si va a ser que no hemos preguntado bien. Porque yo, cuando no entiendo una respuesta, pido que me la expliquen o repregunto, que es de las pocas cosas que aprendí en la Facultad de Ciencias de la Información [los de mi gremio tendemos a alardear de contar con un título universitario, porque a la luz de nuestra actividad profesional es difícil que alguien llegue a esa conclusión por sí mismo].
Los tiempos avanzan que es una barbaridad, pero seguimos preguntando al pueblo [ahora ya no se puede utilizar el término “ciudadanos” porque también nos lo han robado los políticos] como en el siglo XIX. Oiga, que tiene usted una licenciatura, dos masters y veinticinco años de experiencia? Da igual, póngame una equis aquí, que solo estamos decidiendo el futuro del país. Absurdo, no creen?

Y entonces, cómo preguntamos? Pues bien sencillo. Pongamos a disposición del pueblo [ya es la segunda] dos opciones de voto. Una, la tradicional, como hasta ahora. Pero, para quienes lo deseen, cada partido deberá incluir su línea de actuación básica para cada ámbito de actuación. O sea, por ejemplo, en materia de educación, de economía, etc. De forma que seriamos nosotros [el pueblo, y van tres] quienes decidiríamos no sólo quién gobierna, sino la propia actividad del gobierno.

De esta manera, un partido podría ganar la selecciones y formar gobierno, pero tendría que llevar a cabo medidas propuestas por otros. La Junta Electoral Central sería la encargada de velar por el cumplimiento de esos objetivos fijados por los votantes.

No es un modelo difícil de implementar: contamos con tecnología más que suficiente [la mayoría de los trámites administrativos se pueden hacer ya a través de sistemas informáticos]. Además, permite participar a todos, puesto que quien lo desee puede seguir votando con el sistema tradicional. Y, por último, estamos acostumbrados a hacerlo. O es que lo del Congreso y el Senado no cuenta?

Claro que, mira que si preguntamos bien y nos enteramos de lo que de verdad quiere el pueblo [por última vez]…

Posted in: Uncategorized