Por la tangen

Posted on October 7, 2016

0


Se ve que el pueblo ya no se cree ni a los unos ni a los otros

1475832266_904765_1475832512_album_normal

Foto: MARIO TAMA – AFP

Le han dado el Nobel de la paz a Juan Manuel Santos, a la sazón presidente de Colombia. Y eso que el pueblo le ha dicho que nanay al proceso de paz. Se ve que el pueblo ya no se cree ni a los unos ni a los otros. Eso, o nos ha dado a todos por ponerles zancadillas a las encuestas; ya sabe usted, que si el Brexit no va a salir y toma, que si nadie se va a oponer a la paz y toma.

 

Y así andan los políticos, que no saben ya a qué aferrarse. En Colombia, nadie tiene claro por qué camino avanzar. En el Reino Unido [ya no tanto], al UKIP le duran los líderes menos que a Pedro Sánchez una urna en Ferraz. Dicen los independentistas que su trabajo ya ha terminado. Que es un poco como que el médico te dé el diagnóstico y se marche. Oiga, curarlo a usted no es cosa mía, solo faltaría.

El huracán Matthew ha vuelto a poner de manifiesto que a perro flaco todo son pulgas

Y ya que hablamos del PSOE, ahí también andan con su propio huracán, como el Matthew, que ha vuelto a poner de manifiesto que a perro flaco todo son pulgas. En Haití, más de trescientos muertos. En República Dominicana, cuatro. En Estados Unidos, la cosa ha sido más tipo “niño cierra la ventana que hay corriente”. Está bien, hay muchos daños materiales, pero ya me entiende usted.

El huracán de Ferraz, sin embargo, es distinto. Aunque también amenaza con dejar algunos cadáveres políticos. Uno de ellos podría ser el del propio partido. Un fantasma recorre las bases, el fantasma de la refundación. Yo ya se lo escuché a uno de los jóvenes [y uno de los más válidos, por cierto] hace más de un año. “No nos va a quedar otra”, decía resignado.

En Ferraz, empanaos

Ya no se aclaran ni de qué tienen que exigir. Rajoy los ve tan “empanaos” que les ha dicho que no hace falta que hagan nada más, que con que se abstengan, él ya va bien. Pero también hay nubarrones en ese cielo, porque la diputada por Zaragoza, Susana Sumelzo, ha hecho buenos todos los clichés sobre los maños [es de Ejea de los Caballeros] y ha soltado el clásico “chufla, chufla, que como no te apartes tú…”. Ella va a votar que no en la investidura y me apostaría algo a que no va a ser la única. La pregunta que le debe de rondar al compañero Sánchez por la cabeza es cuántos como ella hay por ahí sueltos. Porque oiga usted, se pone uno a echar números y, visto como está el patio, igual le sale un partido nuevo. Que no sería la primera vez [un partido de verdad, quiero decir, no UPyD].

Trump no

La buena noticia del viernes es que, por lo menos, el Nobel de la paz no se lo han dado a Trump. Que estaba entre los candidatos, ¿eh? Alegría, que no falte de nada. Si le parece a usted muy descabellada la opción, piense que ya se lo dieron a Obama, un tipo que ha presupuestado para 2017 un gasto militar de 608.000 millones de dólares. ¡A mí me salen 81 dólares por habitante del planeta tierra! Igual, si los invirtieran en llevar agua potable y electricidad a las zonas en las que la gente se muere de hambre, se acababan antes las guerras. Dicen sus defensores que ha recortado el gasto. Bueno, en realidad lo que ha hecho es lo mismo que algunas empresas: reducir el número de personas y ampliar el de máquinas. Cada vez es más fácil matar más, desde más lejos. Menos soldados significa menos sueldos, pero no menos amenaza.

Me he salido un poco por la tangente, lo sé. Usted me lo sabrá perdonar. Es una cosa que nos ha dado ahora por hacer al pueblo…

Posted in: Uncategorized