DEMOCRACIA AMORDAZADA

Posted on June 21, 2017

1


  • La Ley Mordaza sigue vigente a pesar de que el PP ya no cuenta con mayoría absoluta 

Andan los partidos [y los troceados] de la oposición a vueltas con sus cositas. Unos, librando la batalla interna a navajazos en el más puro estilo de los Caprichos de Goya. Otros, más embelesados en el espejo que el mismísimo Dorian Gray. El caso es que a todos se les pasa por alto la verdadera prioridad de esta legislatura: acabar con la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, en vigor desde el 1 de julio de 2015. 

Fuente: El País


Cuando un partido político, el PP, pone tanto interés en socavar las bases de la democracia, pónganse ustedes las gafas de sospechar. Los derechos de reunión y expresión, que quedaron literalmente cercenados con la aprobación de la citada norma, son el pilar sobre el que descansa la voz de los votantes durante un mandato. 

“Cuando un partido político pone tanto interés en socavar las bases de la democracia, pónganse las gafas de sospechar”

La idea del señor Rajoy y sus secuaces es: si ustedes me han votado, cállense la boca hasta dentro de cuatro años. Y eso no es así. La ciudadanía debería tener derecho a salir a la calle en cualquier momento y afearle la conducta al gobierno. Si no, no es democracia. 

“La ciudadanía debería tener derecho a afearle la conducta al gobierno en cualquier momento. Si no, no es democracia”

Lo preocupante es que a estas alturas la ley de marras siga en vigor. Que ninguno de los supuestos adalides de la democracia que se hacen fotos delante de las pancartas con soflamas libertarias prefabricadas, no se planten y fuercen la derogación de la norma. 

Les recuerdo que la Mordaza nos fue impuesta a golpe de rodillo de mayoría absoluta, con el voto en contra de todos los demás partidos. ¿Dónde están ahora esos votos? ¿Quién se opone de verdad?

La ciudadanía pensó que nos quedaría un refugio en las redes sociales, pero tampoco. O en los memes y hasta eso han pretendido prohibir, en un alarde de ignorancia supino. 

Entre la miopía de la oposición y la pasividad de los agentes sociales, se nos están oxidando las cacerolas y las ganas de salir a la calle a protestar. Se nos está oxidando la democracia. Y eso es malo. Muy malo. 

Advertisements
Posted in: Uncategorized