Pongan un poco de calidad en su vida

Posted on November 19, 2017

0


En Madrid, en los ochenta teníamos a Esclarecidos. Y ahora tenemos a Hot Snow. Y ustedes dirán que no tienen mucho que ver los unos con los otros. Y probablemente tendrán razón.

Antes de empezar, les voy a regalar un disco: M79, el de Hot Snow. Se lo pueden descargar gratis en bandcamp, pero les aviso que es mucho más bonito que les hagan una donación, que sus buenos cuartos mezclados con sangre, sudor y lágrimas les ha costado. Escúchenlo mientras leen mis tontunas y disfrútenlo.

0011042881_100

En este país [¿se puede seguir usando “país”?] siempre hemos sido muy catetos

En este país [¿se puede seguir usando “país”?] siempre hemos sido muy catetos. Aquí la gente se gasta doscientos euros en ir al fútbol, pero nos descargamos de webs piratas la música y las películas porque cuestan diez. Nos pulimos cien pavis en el aperitivo del sábado, pero una entrada de quince para el Auditorio Nacional nos parece un robo. Por eso hay bandas como Esclarecidos en los ochenta y Hot Snow ahora que pasan de puntillas para el gran público contaminado por la maquinaria de marketing de las discográficas.

En los ochenta los llamábamos “grupos malditos”.

Nos pulimos cien pavis en el aperitivo del sábado, pero una entrada de quince para el Auditorio Nacional nos parece un robo

Buen gusto

¿En qué se parecen Esclarecidos y Hot Snow? Pues, para empezar en eso. Pero, sobre todo, en algo en lo que siempre hemos sido deficitarios por aquí, tanto público como -sobre todo- medios de comunicación: buen gusto. En medio de cienes de McDonald’s, Hot Snow y Esclarecidos son un tres soles Repsol [aprovechando que se acaban de presentar los de este año y son clientes]. Y, aunque a todos nos apetece de vez en cuando una hamburguesa de un euro [el viernes, a la salida del concierto de Hot Snow en Costello yo me apreté cinco, como un campeón], no es comparable al placer de encontrar cien matices en un mismo bocado. Y eso es lo que es la música de Hot Snow hoy y era la de Esclarecidos en los ochenta.

En medio de cienes de McDonald’s, Hot Snow y Esclarecidos son un tres soles Repsol

El modelo tripadvisor

No es un mal del mundo de la música: sucede en todos los aspectos de nuestra vida diaria, en la que el mayor peso de la decisión de compra está en qué piensan los demás. El “modelo tripadvisor” nos está condenando a una mediocridad cada vez mayor. Porque, a la hora de elegir un restaurante, quiero que me asesore un experto, no un montón de mendrugos como yo que probablemente dirán que es maravilloso para justificar sus fotos en instagram y el cargo en la cuenta corriente.

En cualquier profesión hay detalles que pasan inadvertidos para el público o el comprador. Cuando se pone usted a ver un informativo en la televisión, no tiene ni idea de todo lo que ha sucedido durante las horas anteriores hasta poder ser emitido. Pero detalles casi insignificantes para la audiencia son los que marcan la diferencia, los que hacen que un producto tenga calidad o no.

Cada vez más, esos pequeños detalles están dejando de tener importancia. El trabajo de todo un equipo de fotografía de una película o una serie está condenado a ser visto en una pantalla diminuta o con una calidad ínfima. Escuchamos música en mp3 y nos hemos acostumbrado a sus carencias. Compramos todo tipo de artículos cuya duración no supera los dos años en el mejor de los casos y no protestamos.

Háganme caso. Pongan un poco de calidad en sus vidas. En lugar de comprar la fruta en el hipermercado de turno, vayan al frutero de la esquina. Que sí, que es más cara, pero en vez de dos plátanos de cartón, cómanse solo uno que sepa a plátano. Dejen de ver fútbol y lean: las bibliotecas públicas están llenas de tesoros más gratis que los torrent.

Y, sobre todo, escuchen buena música, bien editada, en formatos decentes. Aunque sea sin pagar.

Advertisements
Posted in: Uncategorized