De espaldas al “mundo real”

Posted on February 14, 2018

0


maxresdefault

Fernando de Páramo [Fuente: Los desayunos de TVE]

El lunes asistí a un encuentro con Fernando de Páramo, secretario de comunicación de Cs [o Ciudadanos o Ciutadans o como sea, reconozco que tengo un poco de confusión con esta “marca”]. Me habían invitado mis amigos y compañeros de Llorente y Cuenca, que son quizá los mejores expertos en esta tormenta perfecta en la que se juntan políticos, medios y demás en este país [y en otros].

La primera impresión es que Páramo es bueno, se sabe el discurso y lo cuenta con pasión y ciertas dosis de humor.

Debo reconocer que era la primera vez que veía a Páramo en acción. Considero que estos “circos” es mejor observarlos con la perspectiva que da la distancia [o grande o mínima, pero nunca media] y procuro mantenerla. La primera impresión es que es bueno, se sabe el discurso [si no se lo sabe él, quién se lo va a saber] y lo cuenta con pasión y ciertas dosis de humor. Sería un excelente candidato llegado el caso, aunque probablemente lo negará. Desgrana con soltura los argumentos: la necesidad de romper con el eje izquierda/derecha, el otro eje de nuevo/antiguo, su posicionamiento como partido de la innovación y la modernidad… El pack completo.

Junto a mí, un par de docenas de profesionales de la comunicación, de esos “listos” e “importantes” [se sabe que lo son, porque en el tiempo de debate sus preguntas son más largas que las respuestas]. Lo que viene siendo un “encuentro de altura”. Hasta aquí, todo bien.

Las referencias a redes sociales en ciento veinte minutos, no suman ni uno

El acto dura unas dos horas. Las referencias a redes sociales en esos ciento veinte minutos, no suman ni uno. Páramo explica su concepto “innovador” de la famosa “pegada de carteles”, se habla una y otra vez de las encuestas, de televisión, de El Mundo y El País, pero ni siquiera se menciona “Facebook“, como si ese vocablo no existiese.

Ese es el drama de la política actual en nuestro país. Nadie -ni políticos, ni listos, ni importantes- parece darse cuenta de que las encuestas hoy en día no sirven de nada, que lo que de verdad es útil es analizar el comportamiento de las personas en las redes sociales. Quizá el problema es que no saben hacerlo.

Solo hay que mirar las redes sociales. Ahí está la verdadera información, la buena.

Cuando la gente me pregunta por qué sabía que ganaría Pedro Sánchez o por qué apostaba por la victoria de Trump meses antes de las elecciones presidenciales, siempre respondo lo mismo: solo hay que mirar las redes sociales. Ahí está la verdadera información, la buena. Por mucho que las empresas de demoscopia [que tienen montado un cotarro estupendo] se empeñen en negarlo.

Pero la cosa no acaba ahí. No es solo que los políticos sean incapaces de “leer” lo que de verdad interesa y convence al pueblo. Es que no se atreven a levantar la voz sobre el papel de watchdog que Facebook, Google y en menor medida Twitter están ejerciendo sobre la opinión pública [Páramo hace mucho hincapié en la diferencia entre “opinión pública” y “opinión publicada”, según el modelo de Felipe González]. La capacidad de los gigantes digitales para servir determinados contenidos a unos usuarios y no otros es tal vez la mayor amenaza para la verdadera democracia de los últimos cincuenta años. Y aquí nadie se entera o no se quiere enterar.

La capacidad de los gigantes digitales para servir determinados contenidos a unos usuarios y no otros es tal vez la mayor amenaza para la verdadera democracia de los últimos cincuenta años. Y aquí nadie se entera o no se quiere enterar.

Seguimos diciendo que “el mundo real” es el físico y que “el mundo digital” es algo así como el País de las Maravillas, al margen de todo. Lo que no entienden los políticos es que en cuestión de “realidad”, “el mundo digital” va ganando la partida. 

Cs vende una imagen de partido moderno e innovador. Un partido con departamento de recursos humanos [como si tenerlo fuese garantía de algo; lo importante es cómo se gestiona]. Un partido con una visión diferente y actual. Pero si Páramo es capaz de hablar de estrategia de comunicación durante dos horas y no acercarse al mundo digital ni de visita, a mí me da que pensar. No sé a ustedes.

Advertisements
Posted in: Uncategorized